POWERED BYmaster lex

Ya es Ley: reinscripción de sociedades disueltas por morosidad

Aparece hoy en La Gaceta, el texto de una nueva «Ley Lázaro» que fue como se conoció a la primera norma que permitió en el año 2017 la reinscripción de las sociedades disueltas por morosidad en el pago del impuesto a las personas jurídicas. 

Esta vez se trata de la Ley  10220 mediante la cual se reforma el Transitorio II de la Ley 9428,  Ley  Impuesto a las Personas Jurídicas que en lo sucesivo deberá leerse así:

Transitorio ll- Corresponde al Registro Nacional realizar la recaudación de las sumas adeudadas en períodos anteriores por concepto del impuesto de la Ley 9024, Impuesto a las Personas Jurídicas, de 23 de diciembre de 2011, a las sociedades mercantiles, las subsidiarias de una sociedad extranjera o su representante y las empresas individuales de responsabilidad limitada. El Registro Nacional trasladará mensualmente las sumas recaudadas a la Dirección General de Tributación, con el detalle de este. 

A las sociedades mercantiles, las subsidiarias de una sociedad extranjera o su representante y las empresas individuales de responsabilidad limitada, que desde la fecha de vigencia de la presente ley y hasta el 15 de diciembre de 2022 hayan cancelado las sumas adeudadas por concepto de la Ley 9024, Impuesto a las Personas Jurídicas, de 23 de diciembre de 2011, podrán hacer el pago de los períodos adeudados a partir de los años 2016 al 2021, según la norma anteriormente citada, sin que por ello deban cancelar intereses o multas correspondientes. Las personas jurídicas que hayan sido disueltas y que hayan cancelado las sumas adeudadas a más tardar el 15 de diciembre de 2022 podrán presentar, ante el Registro Nacional, la solicitud de cese de su disolución, quedando dichas personas jurídicas en la misma condición jurídica en que se encontraban antes de Su disolución, con los efectos retroactivos que ello conlleva. Tendrán tiempo hasta el 15 de enero de 2023 para presentar dicha solicitud ante el Registro Nacional, luego de cancelados los montos adeudados.

Dicho cese de disolución se hará a instancia de los socios de la sociedad que ostenten al menos el cincuenta y un por ciento (51%) de las acciones, quienes deberán comparecer en escritura pública, previa publicación de un edicto en el diario oficial La Gaceta por cuenta del solicitante. Dicha solicitud será sometida a calificación registral.

En caso de operar la disolución de las sociedades mercantiles, las empresas individuales de responsabilidad limitada o la sucursal de una sociedad extranjera, y la respectiva cancelación del asiento registral, el Departamento de Cobro Judicial de la Dirección General de Hacienda se encuentra facultado para continuar los procedimientos cobratorios o establecer estos contra los últimos socios oficialmente registrados, quienes se constituirán en responsables solidarios en el pago de este impuesto.

——————-

Surge de inmediato la inquietud sobre cómo realizar el pago de los períodos acumulados del impuesto a las personas jurídicas en este momento que se encuentra deshabilitado el sistema de conectividad del Ministerio de Hacienda con los bancos y entidades financieras,  por motivo del «hackeo» sufrido hace algunas semanas.

Vamos a tratar de averiguar si existe alguna otra forma de realizar este pago, y más importante aún, si el Registro de Personas Jurídicas estaría aceptando como comprobación del mismo,  recibos impresos pues lo tradicional ha sido que los registradores verifiquen directamente el status de cumplimiento de las sociedades en el sistema que Hacienda tiene para esos efectos, el cual actualmente, según entendemos, tampoco se encuentra en operación.

Vamos a iniciar de inmediato la redacción de las plantillas de  Solicitud de Cese de Disolución, así como el Edicto que deberán publicar las sociedades interesadas en lograr su reinscripción para la utilización por parte de nuestros estimados suscriptores.    Igualmente vamos a confirmar con el Registro Nacional, los timbres  que corresponderían ser pagados para la inscripción de estas escrituras  y estudiaremos en el Arancel de Honorarios Profesionales, si existe un rubro que pueda aplicarse al otorgamiento de este tipo de actos, a fin de adicionarlo a nuestro sistema Master Lex Cálculos.

En cuanto al edicto, nos parece que al igual que con la primera Ley Lázaro, el mismo deberá encontrarse efectivamente publicado en La Gaceta en forma previa a la presentación de la escritura en el Diario del Registro.     

En cuanto tengamos mayores datos se los haremos saber por este medio.

 

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

14 de 22 Comentarios

  1. Monica Farrer • 26 mayo, 2022

    Estimada Silvia, nos aclara por favor en que quedó lo relativo a las sociedades disueltas por vencimiento del plazo, se podrán reinscribir?

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 26 mayo, 2022

      Si bien el Proyecto de Ley 22930 que es el que prevé la reinscripción de sociedades disueltas por vencimiento del plazo ya fue aprobado en segundo debate en la Asamblea Legislativa, non indican que todavía no ha sido sancionado por el Poder Ejecutivo, que es el órgano que debe enviarlo además a la Imprenta Nacional para su publicación en La Gaceta. Igual es importante recordar que a pesar de entrar en vigencia esa norma, tendremos que esperar tres meses para la publicación del Reglamento respectivo con los requisitos para lograr esa reinscripción.

      Responder
  2. Diego Alvarado Muñoz • 26 mayo, 2022

    Buenos días, tengo una duda con respecto a la diferencia entre el proyecto de ley 22905 que da origen a la ley 10200, que estámos analizando y el expediente de proyecto de ley 22930 que al parecer esta aprobado en segundo debate.
    La duda concreta es que el 22930 limita para hacer la re inscripción de personas jurídicas disueltas, a tres años posteriores a su desinscripcion y el 22905 no hace mención alguna a esa limitan te. Por favor si alguien me ayuda con la comprensión. Gracias

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 26 mayo, 2022

      Ya casi publicamos una nota aclarando la diferencia entre estos dos proyectos de ley que usted menciona. Brevemente le indicamos que la norma publicada esta semana tiene un efecto bastante temporal pues los interesados cuentan apenas con plazo para reinscribir las sociedades hasta 15 de enero del próximo año 2023, debiendo haber pagar el principal adeudado a más tardar el 15 de diciembre de este año 2022. Los intereses y multas no tendrán que cancelarse. Por su parte, el proyecto de ley 22930 que como usted bien señala ya fue aprobado en segundo debate lo que establece es una reforma al Código de Comercio para disponer en forma permanente que las sociedades que sean disueltas por morosidad en el pago del impuesto a las personas jurídicas, contarán con un plazo de tres años para solicitar su reinscripción con la condición de que paguen totalmente lo adeudado. En este caso no se establece ninguna exención en cuanto a los intereses, ni multas. La forma de hacer esa solicitud se delega en el Poder Ejecutivo para que lo establezca a través de un reglamento en el plazo máximo de 3 meses a partir de la publicación de la norma en La Gaceta.

      Pareciera por consiguiente que conviene aprovechar la norma que esta semana quedó aprobada pues se ahorrarán las sociedades las sumas que por concepto de intereses y multas se hayan acumulado por los períodos adeudados. El problema en este momento es que al estar deshabilitado el sistema de Hacienda, no es posible realizar esos pagos con lo cual pareciera que habrá que esperar que se solucione esa situación para que las sociedades puedan solicitar el cese de su disolución ante el Registro de Personas Juríidcas.

      Responder
  3. JUAN RAFAEL ZAVALA TASIES • 26 mayo, 2022

    En relación con el Transitorio, demanda que los socios comparezcan en escritura pública, lo que hace más difícil la ejecución de la Resurrección, pues al parecer no permite utilizar la representación legal ni la protocolización de acta para tal efecto. Por otro lado, en relación con el acto en sí, la anterior Ley Lázaro, se cobraban los timbres de una protocolización de acta, pero éste no es el caso, pues se trata de comparecencia directa ante Notario, por lo que esperamos, no se haga confiscatorio el cobro en demasía a los interesados, si el espíritu de la Ley es evitar los altos montos que una adjudicación por liquidación pueden significar. Lastimosamente, no se confirió a los afectados, más flexibilidad para levantar las sociedades fallecidas a la vida.

    Responder
  4. EDGARDO CAMPOS • 25 mayo, 2022

    He podido confirmar en el Registro de Personas Jurídicas que el problema del Ministerio de Hacienda relacionado con el hackeo de su plataforma, impide a dicho Registro implementar la reforma publicada. Sin esa comunicación con Hacienda, la validación del pago de lo adeudado por concepto del «impuesto» no es posible, todo lo cual impide dar trámite a lo que esta reforma legislativa aprobó. También entiendo que el Registro aprobará una directriz al respecto, pero todo pende del restablecimiento del sistema en Hacienda.

    Responder
  5. MARIA MORA • 25 mayo, 2022

    Buenas tardes licenciada Pacheco.
    Muchas gracias por su valioso aporte.
    En cuanto cuenten con el borrador para solicitar la reinscripción nos indica.
    Gracias.

    Responder
  6. Andrey Sancho • 24 mayo, 2022

    Lic. Pacheco gracias por sus constantes aportes y orientación para sus colegas y el público en general. Admirable labor.

    Responder
  7. LARY GLORIANNA ESCALANTE FLORES • 24 mayo, 2022

    Buenas tardes, de la lectura de lo publicado en la Gaceta, me podrían decir que paso con la Ley 9428, es que en el encabezado habla de la 9428, pero el cuerpo de la redacción solo habla de la 9024. Y que pasó con la posibilidad de solicitar el cede de disolución por vencimiento del plazo que también estaba en el proyecto. Será que lo que se envió a la Gaceta no está correctamente transcrito?

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 24 mayo, 2022

      Efectivamente resulta confusa la redacción de este Transitorio IV. Como usted bien lo indica, pareciera hacer referencia exclusivamente a la Ley 9024, pero tenemos que tomar en cuenta que el Transitorio IV reformado pertenece a la Ley 9428 de Impuesto a las Personas Jurídicas, vigente al día de hoy. Lo que nos parece entender con la mención de la anterior Ley 9024 es que como condición para que las sociedades disueltas de oficio puedan solicitar su reinscripción requieren: 1.- Haber pagado el tributo correspondiente a los años que estuvo vigente la Ley 9024, a saber, del 2012 al 2015. 2.- Cancelar igualmente el tributo que pueda haberse acumulado a partir de la vigencia de la Ley 9428 en adelante, con la ventaja que en relación a estos períodos, aplica una exención en cuanto a intereses y multas. Realizadas estas dos condiciones, podrán las sociedades solicitar el cese de su disolución.

      En relación a su segunda inquietud, muy justificada, acabamos de revisar en el sistema de la Asamblea Legislativa y a pesar de haber sido aprobado en segundo debate el proyecto de ley 22930, todavía no ha salido publicado en La Gaceta. No sabemos si ya recibió el Ejecútese del Poder Ejecutivo. Mediante este proyecto de ley, según ya lo habíamos indicado en otro nota en este blog, se pretende reformar el Código de Comercio para establecer en forma permanente la posibilidad de reinscripción de las sociedades disueltas por morosidad en el pago del impuesto a las personas jurídicas, siempre y cuando cancelen todo lo adeudado, incluyendo multas, intereses, etc Igualmente se establece la posibilidad de reinscribir sociedades que hubieren sido disueltas por vencimiento del plazo social.

      En relación a este segundo proyecto de ley es importante tomar en cuenta que a partir de su publicación en La Gaceta, empezará a correr apenas un plazo de 3 meses para que el Poder Ejecutivo produzca la reglamentación correspondiente. Pareciera entonces que aún cuando entre a regir esa segunda norma que también permitirá la reinscripción de sociedades disueltas, con la reforma del día de hoy al Transitorio II de la Ley 9428 se facilita que las sociedades disueltas puedan tramitar de una vez el cese de su disolución, con la ventaja adicional de que no tendrán que pagar intereses, ni multas, al menos en lo que al tributo al cobro a partir del 2017 se refiere.

      Responder
      • ROY MESEN VEGA • 29 mayo, 2022

        Hago un comentario referente a que los tributos adeudados por medio de la ley 9024, tienen prescripción, ya que van del 2011-2015 por lo que no es necesario pagarlos, sino solicitar la respectiva prescripción ante Hacienda a través del TRAVI, que pues, en este momento no esta funcionando.

        Responder
      • Mario Sánchez • 13 junio, 2022

        Buenos días:
        En relación con este tema, entiendo que la posibilidad de solicitar cese de disolución corresponde únicamente a las sociedades que lo han sido conforme a la Ley N° 9024, no así las que hayan incurrido en morosidad conforme a la Ley N° 9428, pues la reforma es al Transitorio II de esta última y en ese transitorio se permite el cese de disolución de las que lo fueron conforme a la Ley N° 9024. Cuando sea Ley el proyecto N° 22930, entonces sí aplicaría para las disueltas conforme a la Ley N° 9428.

        Responder
        • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 13 junio, 2022

          Verdaderamente muy confusa la redacción de este Transitorio IV. Como usted bien lo indica, pareciera hacer referencia exclusivamente a la Ley 9024, pero tenemos que tomar en cuenta que este Transitorio IV reformado pertenece a la Ley 9428 de Impuesto a las Personas Jurídicas, vigente al día de hoy. Pensamos que la mención que se hace de la anterior Ley 9024 es únicamente para establecer como condición para que las sociedades disueltas de oficio por aplicación de la Ley 9428, puedan solicitar su reinscripción requieren: 1.- Haber pagado el tributo correspondiente a los años que estuvo vigente la Ley 9024, a saber, del 2012 al 2015. 2.- Cancelar igualmente el tributo que pueda haberse acumulado a partir de la vigencia de la Ley 9428 en adelante, con la ventaja que en relación a estos períodos, aplica una exención en cuanto a intereses y multas. Realizadas estas dos condiciones, podrán las sociedades solicitar el cese de su disolución.

          Se trata sin embargo de nuestra opinión muy personal. Estamos esperando la Directriz que el Registro de Personas Jurídicas indicó que publicaría para regular este tema, a fin de saber exactamente la interpretación que tenemos que darle a este Transitorio IV.

          En cuanto al proyecto de Ley 22930 ya el mismo fue aprobado y publicado como Ley de la República. Puede leer al respecto nuestra nota en este mismo blog: https://puntojuridico.com/publican-hoy-otra-ley-para-reinscripcion-de-sociedades-disueltas-por-morosidad-y-por-plazo-tambien/

          Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG