POWERED BYmaster lex

Algo más sobre las renuncias de los representantes legales

A pocos días del vencimiento del plazo para la tramitación ante el Registro de Personas Jurídicas de las renuncias de representantes legales mediante protocolización de las respectivas cartas de renuncia,  surgen varias inquietudes.

La primera es en cuanto a si es la fecha de la escritura o la fecha de la efectiva presentación del testimonio al Diario la que debe definir la admisibilidad del trámite.  Sobre este particular, el Dr. Herman Mora gentilmente nos brinda su opinión, la cual ya casi nos permitimos retransmitir.

Otra inquietud es en cuanto a si con posterioridad al 1 de abril y habiéndose establecido por el Registro  que la renuncia de los representantes legales consiste en un acto personalísimo, si en aquellos casos en los que quienes deseen renunciar sean apoderados que no ostentan ningún cargo dentro de la Junta Directiva, se inscribirán siempre dichas renuncias pese a la morosidad de la sociedad respectiva en el pago del impuesto a las personas jurídicas.

Lo que nosotros entendemos es que el Transitorio IV de la Ley 9024 confirió dos años de plazo para que los directores con facultades de representación pudieran renunciar a sus cargos de manera unilateral, es decir, sin que medie la existencia de un acuerdo de socios, aceptando la renuncia y nombrando a un sustituto.    Pero la posibilidad de que aquellos apoderados que no ostentan cargos dentro de la Junta Directiva puedan renunciar a sus poderes mediante comparecencia directa ante un notario público, siempre ha existido.   Por consiguiente, dichas renuncias podrán seguir operando después del 1 de abril.   La inquietud es si el Registro las inscribirá aún cuando las sociedades se encuentren atrasadas en el  impuesto a la Ley 9024.  Trataremos de conocer la respuesta del Registro sobre este particular.

Sin más, transcribimos textualmente, comentario del Dr. Herman Mora sobre la primera duda antes comentada:

—————————————————————————————————————————

UNA OPINION MUY PERSONAL

En relación al inminente vencimiento del plazo para las renuncias de los personeros de las sociedades, según lo determina el transitorio IV de la ley 9024, acompaño una solitaria reflexión, que es meramente mi apreciación personal, SIN QUE CONSTITUYA NI CERCANAMENTE NINGÚN PRONUNCIAMIENTO OFICIAL.

Dicho transitorio habla de 24 meses a partir de vigencia de la ley. Cabe especialmente preguntarse cual sería el término final del transitorio.

Más allá de la legendaria discusión sobre si dicho término es inclusivo o no.  Para el Registro, el último día es el próximo lunes 31, no siendo procedente la presentación de documentos a partir del martes primero de abril. Es decir la presentación luego de este día no provocaría los efectos deseados, a saber la inscripción de la renuncia.

La reflexión, en mi opinión, debe centrarse sobre cuál es el momento, en que debe considerarse que termina el plazo referido.    La mayoría ha interpretado que ese momento finaliza con la presentación del documento al Registro. Soy de la opinión muy personal, que la fecha que debe contar es la razón de fecha cierta consignada en el protocolo en la respectiva escritura de renuncia.  Es decir que mientras dicha fecha sea anterior al primero de abril, aunque la presentación del testimonio se produzca con posterioridad a dicha fecha, el Registro deberá aceptar la tramitación del mismo.

El transitorio IV bajo estudio indica lo siguiente: «… los representantes legales … que deseen renunciar a su cargo podrán hacerlo mediante comunicación por escrito al domicilio social registrado. Esta comunicación deberá posteriormente protocolizarse e inscribirse, con el fin de que la renuncia sea eficaz» 

En mi opinión fue la voluntad del legislador que  la fecha que debe privar es la razón de fecha cierta del documento en el protocolo. Tal y como lo determina el artículo 380 del Código Procesal Civil, y no la de la efectiva presentación del testimonio al Registro.

Aunado a lo señalado, por otro lado, sabemos que en dicho Registro Mercantil, los documentos surten efectos a partir de la inscripción y no de la presentación. Veamos lo que dicen los artículos 19 y 22 del Código de Comercio:

ARTÍCULO 19.- La constitución de la sociedad, sus modificaciones, disolución, fusión y cualesquiera otros actos que en alguna forma modifiquen su estructura, deberán ser necesariamente consignados en escritura pública, publicados en extracto en el periódico oficial e inscritos en el Registro Mercantil.

ARTÍCULO 22.- Mientras no se hayan efectuado la publicación y la inscripción a que se refiere el artículo 19, las resoluciones, los pactos y los documentos sociales, no producirán efecto alguno legal en perjuicio de terceros, y los socios fundadores responderán solidariamente a dichos terceros de las obligaciones que en tales circunstancias se contrajeren por cuenta de la compañía. Cualquier socio podrá gestionar la inscripción de la escritura y si prueba su actividad en ese sentido, cesará la responsabilidad en cuanto a él, desde el momento en que inició gestiones formales para la inscripción.

Con base en lo señalado, es que afirmo que la fecha que debe privar es la consignada en el protocolo, y no la de la presentación del respectivo testimonio al Diario del Registro.

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

2 de 2 Comentarios

  1. Danilo Loaiza Bolandi • 28 marzo, 2014

    Saludo a todos los colegas, el personero tiene hasta las 11:59:horas del 31 de marzo del 2014 para presentar unilateralmente la renuncia, en consecuencia la escritura de protocolización del acta puede otorgarse a las 11:59 horas del 31 de marzo del 2014 y el Notario tiene un plazo prudencial para presentarla al Registro, ergo, lo que debe prevalecer es el derecho del personero que tiene plazo hasta el último minuto del 31 de marzo para renunciar, entonces, salvo que el Registro esté abierto, el Notario no podrá presentar la renuncia sino hasta el día siguiente, en consecuencia lo que vale es la fecha que se consigne en la escritura.

    Responder
  2. michelle garcia • 27 marzo, 2014

    Gracias por los comentarios del Licenciado Mora, Gracias a la licenciada Pacheco por su labor tan aplaudida. OPINIÓN MUY PERSONAL: YO como Notaria no me arriesgo y se lo he advertido a mis clientes, no basta la protocolizacion del documento, a mi buen entender una vez este presentada aún y cuando tenga defecto ésta surtirá los efectos una vez corregido el defecto, (que el defecto es el asunto de la CCSS, que el registro va a tener que aceptarlo), no así la presentación después de vencido el plazo, eso sucedió con la disolución de sociedades, después de vencido el transitorio no las deseninscribieron. Yo a hoy, no realizo renuncias porque me imagino el viernes y lunes como estará el registro, y si no logro ingresarlas, la responsabilidad es del notario, fueron dos años de gracia que indicaba el transitorio, esa es mi humilde opinión y no me voy a arriesgar. Gracias

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG