POWERED BYmaster lex

Directriz de la DNN sobre los testamentos vitales

Agradecemos al Dr. Herman Mora la información que nos remitió sobre este tema que tantas inquietudes genera en la comunidad notarial.   Nos permitimos resumir a continuación la consulta que formulara el Dr. Mora al Consejo Superior Notarial y la respuesta que le brindó dicho órgano.

————————————————–

«Las disposiciones previas, instrucciones anticipadas o voluntades anticipadas (también conocidas como testamentos vitaesl, aunque no sea el mejor de los términos) son instrucciones que emite  una persona en procura de determinar como quiere ser tratada, especialmente desde el punto de vista médico, cuando carezca de discernimiento o no cuente con capacidad volitiva.  En fin no es más que una manifestación de voluntad que regirá en un futuro, que puede ser recogida por un notario, a no ser que contravenga la Ley, en cuyo caso deberá el notario abstenerse.  Incluye la donación de órganos a la hora de la muerte del donante.   (…)  Al consultar a algunos juristas nacionales (Dr. Juan Marcos Rivero, Lic. Edgar Pacheco y otros) estimaron que no se trata de un acto incompatible con la función notarial pues pretende básicamente recoger una manifestación de la parte, casi como un acta notarial.   Lo único que hay que tener cuidado es que el notario no se ponga a consignar daciones de fe o darle al documento un valor que la Ley no le otorga.  (…) Dado lo actual y relevante del tema, desearía conocer el criterio del Consejo Superior Notarial ya que considero conveniente se pueda brindar luz, a los notarios, que de otra forma no podrían realizar tal actuación con la certeza de estar actuando dentro de su competencia y especialmente dentro de la legalidad, como contralores que son de ésta.»

Mediante acuerdo 2015-006-008, el Consejo Superior Notarial dictaminó lo siguiente:  DESCARGAR ACUERDO

Nos permitimos transcribir en lo conducente:

1. “Sobre el ejercicio de la función notarial y sus límites.  De conformidad con el artículo 1 del Código Notarial; el notariado público es la función pública ejercida en forma privada, por medio de la cual el fedatario debidamente habilitado para ello asesora a las partes sobre la correcta formación legal de su voluntad.

Por su parte, los artículos 30, 31 y 34 del citado Código Notarial; establecen que el notario público en el ejercicio de dicha función brinda legitimidad y autenticidad a los actos en los que interviene con sujeción a las regulaciones del referido Código y cualquier otra resultante de leyes especiales y que compete al notario público recibir, interpretar y adecuar al ordenamiento jurídico las manifestaciones de voluntad de quienes lo requieran, en cumplimiento de disposiciones legales, estipulaciones contractuales o
por otra causa lícita, para documentar, en forma fehaciente, hechos, actos o negocios jurídicos (inciso a) del artículo 34 del CN).

De igual forma; el artículo 7, inciso d, del referido Código Notarial prohíbe al notario público autorizar actos o contratos contrarios a la ley; mientras que el artículo 34, inciso f, del mismo cuerpo normativo establece como una función del notario público el asesorar jurídica y notarialmente a las partes.  (…)

2. Sobre las voluntades anticipadas

(…) En nuestro ordenamiento jurídico no existe una norma específica que regule lo concerniente a las manifestaciones de voluntad anticipada o testamento vital, a excepción del artículo 45 del Código Civil que dice:

“Artículo 45.- Los actos de disposición del propio cuerpo están prohibidos cuando ocasionen una disminución permanente de la integridad física excepto los autorizados por la ley. Es válido disponer del propio cuerpo o parte de él para después de la muerte.” (Así reformado por Ley No. 5476 de 21 de diciembre de 1973, artículo 2º. Por Ley Nº 7020 de 6 de enero de 1986, artículo 2º, su número fue corrido del 27 al actual).

Asimismo, el artículo 46 de ese cuerpo normativo nos dice que:

“ARTÍCULO 46.- Toda persona puede negarse a ser sometida a un examen o tratamiento médico o quirúrgico, con excepción de los casos de vacunación obligatoria o de otras medidas relativas a la salud pública, la seguridad laboral y de los casos previstos en el artículo 98 del Código de Familia. (…)”

 CONCLUSIONES

Con fundamento en los elementos de derecho apuntados; esta Asesoría Jurídica ha arribado a las siguientes conclusiones:

a- Compete al notario público recibir, interpretar y adecuar al ordenamiento jurídico las manifestaciones de voluntad de quienes lo requieran, en cumplimiento de disposiciones legales, estipulaciones contractuales o por otra causa lícita, para documentar, en forma fehaciente, hechos, actos o negocios jurídicos.

b- En nuestro ordenamiento jurídico no existe norma expresa que regule la manifestación de voluntad anticipada o testamento vital.

c- Según nuestro ordenamiento jurídico vigente, los actos de disposición del propio cuerpo están prohibidos en el tanto constituyan una disminución permanente de la integridad física de la persona, excepto los permitidos por ley.

d- Toda persona puede negarse a ser sometida a un examen o tratamiento médico o quirúrgico, con excepción de los casos de vacunación obligatoria o de otras medidas relativas a la salud pública, la seguridad laboral y de los casos previstos en el artículo 98 del Código de Familia.

e- El notario público, ante el requerimiento del servicio notarial para la manifestación de voluntad anticipada deberá asesorar al usuario de su servicio y enmarcar su actuación, de conformidad con la manifestación de la parte, a la normativa vigente.

c) Acuerdo firme»

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

6 de 6 Comentarios

  1. ALLAN GARRO • 05 junio, 2017

    Creo que la inquietud principal aquí sería el formato: La palabra testamento per se implica formalidades como la presencia de 3 testigos instrumentales. No obstante, me parece que al ser una manifestación de voluntad que recoge el Notario, sería mediante acta notarial en cuyo caso los testigos no son requeridos, pero el Notario si debe dar fe de que el compareciente se encuentra en uso de sus facultades físicas y mentales. Entendido que el compareciente no puede efectuar disposiciones que tengan que ver con eutanasia o procedimientos similares, si puede disponer por ejemplo en que centro médico le gustaría ser tratado, y que en caso de agravamiento de su condición de salud no se vea sometido a cirugías de resultado incierto o experimental. Me gustaría ver opiniones al respecto.

    Responder
  2. MICHELLE GARCIA GARCIA • 24 agosto, 2015

    Quedo debiendo la explicacion, licenciado Mora, por favor aclarenos, el acuerdo 2015-006-008 no dice nada, que no sepamos, es inconcluso.

    Responder
  3. Irene Jiménez Barletta • 10 agosto, 2015

    La inquietud del Lic. Mora no ha sido satisfecha. La respuesta quedo muy corta y muy concreta sobre el cuerpo, siendo que existen otras aristas

    Responder
  4. LIC. JOSE LUIS MARIN QUIROS • 08 agosto, 2015

    ME GUSTARIA CONOCER OPINIONES SOBRE LA RELACION QUE PUEDE EXISTIR ENTRE LOS TESTAMENTOS VITAES, CON LAS MANIFESTACIONES DE VOLUNTAD OTORGADAS MEDIANTE LOS PODERES: ESPECIALES- ESPECIALISIMOS- GENERAL Y GENERALISIMO LOS CUALES DESPUES DE LA MUERTE DE LOS PODERDANTES SON DECLARADOS SIN VALOR.

    Responder
  5. Olman Aguilar • 07 agosto, 2015

    Me gustaría saber como interpretan esta comunicación otros colegas, porque me parece que la Dirección fue muy limitada en la aclaración solicitada por el colega.

    Responder
  6. JOSE JUAN SANCHEZ CH • 07 agosto, 2015

    el art. 46 del Codigo Civil reconoce el derecho a negarse a tratamientos medicos.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG