POWERED BYmaster lex

Posición de la DNN sobre acto de apertura de sucesorios notariales

En relación con la polémica en cuanto a si el acto inicial en los procesos sucesorios notariales debe otorgarse en escritura pública o mediante acta, así como otras inquietudes planteadas por estimados suscriptores en este blog, nos permitimos transcribir a continuación la explicación que gentilmente nos remitió el Lic. Melvin Rojas Ugalde,  Director Ejecutivo a.i. de la Dirección Nacional de Notariado.

———————————————————————————————————————————————————————-

«En mi condición de Director Ejecutivo (ad ínterim) de la Dirección Nacional de Notariado, y observando la tergiversación y confusión que sobre este asunto tan sencillo se está haciendo, y que incide en la función fiscalizadora que por reserva legal le corresponde al Director Ejecutivo de la DNN (Artículo 23 inciso g) Código Notarial), y considerando que la comunidad notarial debe conocer cuál es mi postura, misma que observarán los Fiscales al ejecutar las inspecciones notariales, estimo imperativo intervenir sucintamente en procura de poner punto final a este asunto y brindar tranquilidad y certeza a los Notarios.

En primer lugar la postura del señor Mora para efectos de fiscalización notarial no está autorizada. Lo relevante es la existencia de rogación, ante la imposibilidad de que la actuación del notario sea de carácter oficiosa.  La norma y principio general sobre la rogación que observamos en el numeral 36 del Código Notarial no dispone solemnidad ni formalidad especial, norma que entonces se debe contextualizar con el artículo 130 ibídem.  La normativa del CPC comentada en este blog se refiere a otra modalidad de proceso sucesorio notarial que antecede al Código Notarial.

No cabe hacer diferencia donde la Ley no lo hace.  La norma (art. 36 del Código Notarial) alude a ACTA, a secas, no refiere a acta notarial, que claramente está regulada en otro apartado, y que evidentemente sí constituye un instrumento público. El legislador conoce perfectamente qué es y qué significa una escritura pública.  Cuando el legislador ha estimado que esta solemnidad deba ser utilizada para algún acto o contrato, así lo ha dicho expresamente.  Al respecto, sobran los ejemplos en el ordenamiento jurídico tales como el poder especial para asuntos inscribibles, los poderes generales o generalísimos, la donación de ciertos bienes muebles, la donación de inmuebles, las actuaciones inscribibles, las reserva de nombre y prioridad, etc. etc. Si el legislador hubiera querido esta especial y particular solemnidad protocolar respecto del acto o acta de rogación escrita que da inicio al procedimiento sucesorio notarial, el legislador entonces habría sido claro y expreso en exigirlo.

Lo relevante es que exista la rogación; es inadmisible que por vía de interpretación o postura académica se pueda o pretenda exigir la solemnidad de escritura pública, pues lo más favorable para el usuario del servicio público notarial (potestad pública del Estado delegada en particulares), es la modalidad extraprotocolar, como bien estipula la misma norma 130 del Código Notarial. Si se equivocaron al redactar el Código Notarial, no es desde la academia ni por interpretación que se pueda crear tal requisito o solemnidad.

En otro orden, el notario DEBE utilizar en todas las actuaciones su papel de seguridad notarial, con las únicas excepciones que estipula la normativa vigente. Los exhorto a revisar los Lineamientos actuales y vigentes desde el 05 de junio del 2013, en particular los artículos 58, 62 y 65.

La solemnidad o formalidad de que la rogación conste en escritura no será exigida, eso sí, la rogación escrita sí debe existir como también debe existir materialmente el expediente confeccionado, “armado” al día, en forma cuidadosa, limpia, ordenada, con carátulas o tapas de cartulina gruesa, foliado, amarrado, cronológicamente conformado, con el contenido sustantivo y procedimental completo, etc., tal cual si fuera un expediente de un proceso sucesorio judicial.  No debe estar desordenado, con la informalidad de tener los papeles sueltos en un folder y no es sino hasta que sean requerido por el Fiscal que se procede a ordenarlo, acomodarlo y completarlo (nadie llega al Poder Judicial a ver un expediente de proceso sucesorio y justo en ese momento lo confeccionan y ordenan).

A todo lo anterior, le debemos sumar el texto y contexto de la Ley 8220; si tal solemnidad o formalidad de escritura pública no está prevista en forma expresa en una Ley o Reglamento, no cabe su exigencia.

Finalmente la actuación notarial bajo la modalidad de pluralidad de notarios o CONOTARIADO, está reservada para la actuación PROTOCOLAR, no así para la extraprotocolar (Artículos 20 y 123 del Código Notarial, y 50 de los Lineamientos para el Ejercicio y Control del Servicio Notarial). ESPERO LES RESULTE DE UTILIDAD Y TRANQUILIDAD ESTE LIGERO Y SUCINTO APORTE.»  (Comentario del Lic. Melvin Rojas Ugalde, Director Ejecutivo a.i. de la  Dirección Nacional de Notariado)

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

10 de 13 Comentarios

  1. Guillermo Sandí • 16 septiembre, 2013

    Excelente intervención de don Melvin, al aclarar algo que no debió crear confusión en ningún momento, porque como ya se ha dicho tanto, el artículo 130 es sumamente claro. En cuanto al criterio que se hace mención de don Gerardo Parajeles, no es el correcto desde la óptica notarial.

    Como lo indiqué en mi primer comentario del foro anterior, las confusiones han sido fomentadas por la propia DNN, por cuanto en diferentes momentos, ha emitido el criterio que las actuaciones en este tipo de procesos, «pueden» ser protocolares y extraprotocolares, tal y como actualmente lo establece el artículo 62 de los Lineamientos, que literalmente dice:
    «Artículo 62. Forma de las actuaciones. Las actuaciones podrán ser protocolares o extraprotocolares, sin embargo, cuando la ley o los requerimientos establecidos por las oficinas públicas exijan determinada actuación en forma protocolar, el notario no podrá obviar ese requisito. Igual criterio se aplicará para las intervenciones formuladas por las partes o terceros.»

    Parece, pertinente solicitar a don Melvin, gestionar ante el Consejo, la reforma de ese artículo para que se ajuste a lo dispuesto por el artículo 130 y de esa forma, acabar de una vez por todas con cualquier tipo de confusión.

    Responder
  2. Ivania Vargas • 14 septiembre, 2013

    Con el respeto para don Roberto Mata y el respeto que nos merecenos los Notarios, pero aqui no hay ningun enredo, como bien lo señalo el Lic Rojas, la cosa esta clara desde el articulo mismo, lo demas sobra, no entiendo porque se dan el derecho de afirmar lo que no es, aqui lo que pasa es que muchas veces nosotros mismos no leemos la ley y hacemos lo que otro colega (que tampoco sabe lo que esta haciendo) nos dice que hacer, y asi sigue la ignorancia de uno a otro.

    Responder
  3. Lic. Dagoberto Quesada García • 13 septiembre, 2013

    Totalmente con el Lic. Melvin Rojas Ugalde, es que un funsionario público debe hacer esto siempre ejercer su fusión aplicando la norma tal y como esta estipulada con clarida, y cuando esta no esta clara acuidir al espíritu del legislador al dicatar la norma y nunca nunca invadir la esfera de acción del legislador, mis respetos don Melvin.

    Responder
  4. Eduardo Alfaro R. • 12 septiembre, 2013

    Este enredo se generó por el deseo de figurar de quien lo propició. Los sucesorios se han venido tramitando sin ningún tropiezo sin las excerbaciones de Morita.

    Responder
    • Eduardo Alfaro R. • 12 septiembre, 2013

      Perdón: Es «EXACERBACIONES»‘

      Responder
    • Carlos Jiménez • 12 septiembre, 2013

      Comparto lo manifestado por Don Roberto, lamentablemente el señor Mora da un matiz narcisista en sus comentarios.

      Responder
  5. Roberto Mata • 12 septiembre, 2013

    De expuesto por el Sr. Rojas Ugalde; dada su condición en que lo escribe, como funcionario o autoridad, queda claro entonces que la actuación como notario dentro del sucesorio notarial, no se requiere uso del protocolo. Cómo se procede entonces para inscribir el nombramiento del Albacea ante el Registro= Mediante protocolización del acta donde se hizo el nombramiento?, e igualmente la distribución del haber hereditario deberá ser protocolizado para poder inscribir los bienes del sucesorio.?
    Ruego aclaración al respecto?

    Con todo respeto a su Autoridad, que se debe acatar, su tesis enreda más el asunto, pues nos parece más lógico y ordenado lo que propone el tratadista Nacional y ex Juez Superior Dr. Gerardo Parageles Vindas en su Libro Sucesiones, que bien el sucesorio notarial se puede hacer en dos escrituras, una : la apertura y todos los actos previso a la publicación del edicto y dos: la declaratoria de herederos, la junta y la distribución del haber hereditario y cierre. Como dijo el Lic. Rojas la academia no puede cambiar las normas, pero sí la doctrina debería ser tomado muy en cuenta al interpretar y aplicar la normas conforme lo autoriza la Constitución y el Código Procesal Civil, entre otras normas.

    Responder
    • Lic. Melvin Rojas Ugalde (Director ad ínterim DNN) • 12 septiembre, 2013

      SALUDOS.
      Al señor Roberto Mata, favor leer cuidadosamente el comentario aquí publicado junto con los artículos 130 del Código Notarial y 62 de los Lineamientos actuales y vigentes, y encontrará la respuesta justamente dentro de las excepciones a la regla.
      Por otra parte, la actuación puede, repito puede, ser protocolar, pero no debe serlo, excepto, repito, excepto, en los casos de excepción que la misma normativa notarial vigente estipula, entre ellos, por ejemplo, el que usted señala.

      Responder
  6. alexander chacon porras • 12 septiembre, 2013

    Me parece bien, que la DNN manifieste su posición al respecto, ya que siempre sucede lo mismo con interpretaciones antojadizas, teóricas y no ajustadas a la realidad, que después acarrea al notario suspensiones involuntarias.

    Responder
  7. Jiménez • 12 septiembre, 2013

    Excelente gracias.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG

*