Necesidad de una regulación formal sobre el acoso laboral en Costa Rica

Compartir   

Agradecemos al Dr. Eric Briones, reconocido jurista, Doctor en Derecho Laboral, expositor en foros nacionales e internacionales,  profesor universitario en pregrado y postgrado de Derecho Laboral, este interesante artículo que ha puesto a disposición de nuestro blog sobre una problemática que lamentablemente afecta porcentajes elevados de trabajadores tanto en el sector privado como en el púbico.

——————————

Resumen en español

 El presente trabajo, desde su titulación, recoge el pensamiento del autor/investigador, acerca de la necesidad de contar con un instrumento formal legal, que prevenga, desaliente y sancione, la figura del acoso u hostigamiento laboral en el país. Para lo cual se realiza un análisis jurídico en torno a esta figura, desde su parte conceptual, dentro de un contexto de derecho comparado, tanto doctrinario, como jurisprudencial, junto con otros apartes, necesarios para su entendimiento, incluido el convenio 190 de la OIT, como parte de la unificación del derecho internacional, en pro de la dignidad humana y la paz laboral, que deben subsistir en todas las relaciones laborales, tanto privadas, como de empleo público.  Concluyendo en la necesidad de contar con un marco legal formal, dentro de los retos que tiene Costa Rica, de previo a la aprobación del convenio referido.

Palabras claves

Principios generales del derecho laboral.  Mobbing/Acoso/hostigamiento Laboral. Manual de Procedimientos Legales de la Inspección de Trabajo. La Inspección de Trabajo. Perfiles de la persona acosadora/acosada. Proyecto de Ley no. 20.873, para prevenir y sancionar el acoso laboral en el sector público y privado.  Discriminación. Convenio 190 OIT.

1.- Introito de la temática

Según referencia Costa Rica, ocupa el tercer lugar, de los países latinoamericanos, en donde sus trabajadores, han alegado ser víctimas de acoso u hostigamiento laboral[1], con un promedio de un 55%, para el caso de las personas que laboran en el sector privado y un 45%, para las que lo hacen para el sector público[2].

A pesar de ello, el país, no cuenta con ley formal, que prevenga, desaliente y sancione, cuando ocurran las conductas impropias, que encierra la figura; que lo que hacen de manera general, es atentar en contra de los principios generales del derecho laboral, como la buena fe, lealtad, comunicación oportuna, legalidad, entre otros, con las consecuencias que provocan, en el deterioro del clima organizacional y a nivel personal de la víctima, el daño moral y físico, junto con el agotamiento de la vida ocupacional laboral que le provoca; incluido el menoscabo en las finanzas del país, con respecto a la seguridad social[3].

De previo al desarrollo de la presente temática, es oportuno, recordar que a la hora del desarrollo de toda relación laboral, sea esta de empleo público o privado, deben estar presentes básicamente los siguientes principios:  1) Legalidad y Debido proceso: significan que hay que actuar apegados al marco jurídico, rindiendo cuentas y respetando procedimientos a la hora de la aplicación del régimen disciplinario; 2) Principio protector, aquí, se dan el de indubio pro operario, en caso de duda, hay que resolver en pro de la parte trabajadora, dentro del equilibrio, que se ha referido[4]; 3) Continuidad laboral, porque interesa, tener estabilidad laboral (siendo lo excepcional, los contratos por plazo determinado o eventuales) con el fin de adquirir el derecho a la jubilación, al fenecimiento de la vida laboral. De allí, el desarrollo de la teoría de patrono único, dentro de las relaciones de empleo público y la necesidad de contar con políticas que desalienten el hostigamiento laboral, cuyo fin, en sí radica en dar al traste con este principio de una u otra manera; 4) Buena fe, es el convencimiento, de que se realiza un acto o hecho jurídico, verdadero, lícito y justo.  Además, del comportamiento, en donde resaltan la Lealtad, Obediencia, Rendimiento óptimo, lo cual no solo se aplica al ámbito laboral, sino que debería ser así, en todas las relaciones humanas, dentro de los distintos ámbitos de su existencia, en componenda con las valoraciones de carácter ético; 5) Imperatividad, los derechos laborales reconocidos, por el Ordenamiento Jurídico, son irrenunciables, indiscutibles e indisponibles (arts. 11 y 457 del CT) , lo que significa que se tiene derecho a un trato igualitario y digno, por el hecho de ser personas; 6) Primacía de la realidad, en el entendido que prevalece sobre lo formal pactado, lo que se da en la práctica, como parte del desarrollo de las relaciones laborales, dentro de un entorno de transparencia; 7) Progresividad, presupone este, que conforme mejore el nivel de desarrollo de un Estado, debe variar igualmente el nivel de compromiso en garantizar más y mejores derechos, en pro de la existencia del ser humano.  En el entendido, que los mismos se aplican en todos los sentidos de la relación laboral, entre colaborador con su patrono, parte patronal con la persona trabajadora y entre compañeros[5].      

Para continuar leyendo artículo descárguelo aquí.

———————————

[1] Se usará ambos términos indistintamente como sinónimos, como lo hace la mayoría de la doctrina y los proyectos de ley presentados en el país.
[2] Canal de Youtube, Gotitas Laborales: El Acoso Laboral, ¿pandemia?.
[3] Según cifras ventiladas en el periódico: “La Nación”, la Caja Costarricense de Seguro Social, solo en el año 2011, en donde se empieza a contabilizar sobre el fenómeno, se empezaron a extender 5.018 boletas de incapacidad, para un total de 54.283 días de licencia y el pago de aproximadamente ¢743 millones. 
[4] Que como se estudiará, es por lo que el proyecto de ley no. 20.873- vigente en la corriente legislativa- propugna por que sea a la parte denunciada, la que deba desvirtuar fehacientemente los indicios acusados y no como en general corresponde a nivel procedimental, que quien acusa sea el que pruebe, dentro del principio “onus probandi”.
[5] Plá Rodríguez, 1990: p. 23.
Descargar

Abogado y Notario, cuenta con una Maestría y un Doctorado en derecho, con énfasis en material laboral en este último grado. Ocupa el cargo de jefe del Departamento Legal de la Inspección de Trabajo, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica. Profesor Universitario en pregrado y postgrado de derecho laboral, en distintas universidades públicas como privadas. Autor en Master Lex, de los libros: Hacia un cambio de paradigma del sistema sancionatorio costarricense por infracionalidad laboral; Reflexiones en torno al derecho laboral. Más de 40 ensayos, tanto en revistas nacionales, como internacionales, destacando en Master Lex, Hacia la potestad sancionadora por parte de la Inspección de Trabajo y Cambios, reformas y transitorios de la Reforma Procesal Laboral. Creador del Canal de Youtube: Gotitas Laborales.