POWERED BYmaster lex

En trámite, iniciativa de reforma al Código Notarial

Transcribimos a continuación del Dr. Herman Mora Vargas:

———————————————————————————————————————

“Gracias al auspicio del diputado Oscar Alfaro, actualmente coordino una Comisión en el seno de la Asamblea legislativa, con el encargo de proponer modificaciones a varios de los temas regulados en el Código Notarial.  Sería muy valioso que aquellos colegas que quieran hacer recomendaciones o sugerencias de cambio, las formulen en este Foro que Master Lex pone a nuestra disposición, a fin  de estudiar su viabilidad.  Me comprometo a mantenerlos informados sobre los avances en esta reforma normativa.

Para darles una idea del tipo de cambios que se están analizando, uno de los más significativos y sobre el cual existe bastante coincidencia entre todos los miembros de la Comisión, es la posibilidad de sustituir el Fondo de Garantía Notarial por una póliza de fidelidad profesional que cada notario estaría en la obligación de suscribir con la compañía aseguradora de su preferencia con el objeto de garantizar a partes y terceros, la indemnización de los eventuales daños y perjuicios que pudiere causarles un mal desempeño de su ejercicio notarial.

Evidentemente, de aprobarse esta reforma, se procedería de inmediato a la devolución a los notarios de las sumas que cada uno hubiere aportado al Fondo de Garantía Notarial administrado por BN Vital.

Quedamos entonces atentos a sus comentarios y sugerencias, agradeciéndoles de antemano su interés en colaborar con estos esfuerzos por lograr regulaciones más acordes con la realidad actual en especial con los avances tecnológicos que sin duda deben ser incorporados para facilitar y mejorar el control y ejercicio del notariado.

Finalmente, deseo referirme a un tema que ha generado bastante polémica relativo a los nuevos Lineamientos para el Ejercicio y Control Notarial.

A mi juicio en estas nuevas regulaciones se eliminan obligaciones que eran innecesarias y estorbosas, o bien repetitivas de lo ya establecido en el Código Notarial.  Entre las novedades vemos que se instituye la posibilidad de interponer medidas cautelares contra notarios que abiertamente se encuentren ejerciendo la profesión con evidente descuido o de manera delincuencial.  Dichas medidas ya habían sido también incorporadas en el nuevo Manual de Fiscalización Notarial de la DNN.

Siendo que por resolución de la Sala Constitucional, los Lineamientos ostentan rango de reglamento, y en consideración a que las medidas cautelares cuenta con reserva de ley para su implementación, coincido con los colegas que cuestionan la procedencia constitucional de las mismas.

De igual manera conviene conocer cuales son:—

a) Recuperación del tomo de protocolo.—  b) Decomiso de papel notarial y boletas de seguridad, —  c) Inhabilitación cautelar del notario, —  d) Inactivación en el sistema de información.

Se aplicarán a aquellos notarios que presuntamente hubieren cometido actos ilícitos, contrarios a la fe pública, o estuvieren en una situación de hecho, que eventualmente los inhabilitaría para el ejercicio del notariado.

Ya anteriormente el Manual de Inspecciones Notariales otorgaba la delicada potestad de recuperar los protocolos al fiscal nombrado por la Dirección Nacional del Notariado. Se trata de una medida verdaderamente peligrosa que podría  constituir el delito de abuso de autoridad.

Se debe tener presente  que medidas cautelares que en último término ponen en peligro el Derecho al Trabajo, deben contar con las siguientes exigencias: Ser preventivas, provisionales o temporales, modificables en cualquier momento.  No pueden convertirse en la ejecución anticipada del acto final, por ello deben estar suficientemente  fundamentadas o motivadas.

Es eminente el riesgo de darle potestad a un fiscal, para que en el ajetreo de la revisión de un protocolo tenga la ocurrencia de “recuperar el mismo”,  sin razonar adecuadamente el acto, sin un análisis probatorio, aunque sea indiciario previo.

Sin duda este tema de las medidas cautelares ocupará también un lugar importante de discusión dentro del listado de cambios propuestos al Código Notarial que arriba comentábamos.”

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

7 de 42 Comentarios

  1. Cristián Villegas • 11 junio, 2013

    Yo creo que es oportuno mencionar que el Código Actual prácticamente exige que guardemos copias de cuanta cosa en el protocolo de referencias. Yo propongo que se incluya un artículo que permita a los Notarios llevar además de su protocolo de referencias para documentos orginales necesarios, un protocolo de referencias virtual, en donde el Notario que lo desee puede «escanear» las cédulas y demás documentos de identificación, sin tener que sacarle fotocopias.

    Responder
  2. Lucila Barrantes Rodríguez • 11 junio, 2013

    Estoy muy de acuerdo con la adecuada regulación de la competencia desleal y los otros temas nombrados anteriormente, además considero que sería muy conveniente que finalmente se de una regulación más realista al tema de las notas marginales y la exigencia de que deban ser siempre firmadas por las partes, esto a mi parecer debería de permanecer como en el pasado, únicamente cuando se tratara de una inclusión que modificara por el fondo el acto.

    Responder
  3. Licda. Sarita Castillo • 11 junio, 2013

    Estoy muy de acuerdo en el asunto de la competencia desleal. Para poder tabajar hay que someterse a una subasta a la baja. Es decir los posibles clientes hacen un sondeo entre diferentes notarios, para que coticen un trabajo, tipo subasta a la baja, pues el que cobra menos obtiene el trabajo. ESTO DEBE ACABAR. Yo personalmente prefiero pagar los impuestos completos de renta, pero cobrar legítimamente lo que me corresponde por mis honorarios.

    Sería bueno allí si establecer una sanción bien fuerte al Notario que cobre menos de lo establecido en el arancel de honorarios, pues es nuestro modus vivendi, y no es justo que los demás profesionales cobran lo que les da la gana, pero NOSOTROS QUE TENEMOS ENORMES RESPONSABILIDADES, y somos perseguidos y hostigados por la DNN y demás instituciones, tenemos que rebajar los honorarios al 50% o menos para poder comer. Casi hay que pagarle al cliente para que le de a uno el trabajo ESO ES DENIGRANTE POR COMPLETO.

    Responder
  4. Licda. Sarita Castillo • 11 junio, 2013

    Definitivamente hay muchos puntos a debatir. Necesitamos un código Notarial que no sea tan represivo, y que defina con exactitud el tipo jurídico para establecer las penas exactas, y no un código notarial que los motivos para las sanciones sean tan genéricos que da pie a que incluso Los tribunales de Justicia impongan su criterio arbitrario en muchos casos, a la hora de establecer las sanciones.

    Por otro lado debe indicarse que cualquier medida cautelar debe ser establecida por ley estableciendo obviamente el tipo jurídico debidamente determinado para su aplicación, NO PUEDE NI POR REGALMENTO, DECRETO O LINEAMIENTOS, sino únicamente por ley. De lo contrario se da para abusos.

    Por otro lado en caso de circunstancias que se esté juzgando la actuación de un notario y que ésta no haya ocacionado ningún daño pecuniario, ni moral ni de ninguna especie a las partes, NO precise de sanción más que de una corrección del acto so pena de declarse la suspensión hasta el momento en que realice y demuestre tal corrección del acto.

    No veo la necesidad de que si no existen daños tenga que sancionarse al Notario por el simple hecho de la sanción por sí misma. Pues estamos hablando que cada suspensión ocaciona una limitación en el derecho al trabajo.

    Responder
  5. Eduardo Alfaro Ramos • 11 junio, 2013

    Eliminar el rayado en las hojas del protocolo. Eliminar el sello blanco.

    Responder
  6. E Jiménez • 11 junio, 2013

    Otra cosa, el tema de la debida identificación de las partes, a raíz de la absurda resolución de la Sala Primera, pareciera no estar de más definir cuál sería el documento o documentos que debe pedir el Notario para identificar a una parte, pues aunque pareciera que sale sobrando al ser la cédula de identidad la identificación oficial, es claro que la Sala no ha querido interpretarlo así dejándonos en absoluto estado indefensión, pues no tenemos acceso a redes oficiales, como sería el acceso al registro civil con clave y de forma directa para verificar la veracidad o no de las cédulas. Cuantas personas hay que no tienen licencia o pasaporte que pudieran servir de comprobante adicional, este tema me parece prioritario.

    Responder
  7. E Jiménez • 11 junio, 2013

    Un tema al que hay que entrarle seriamente es a la competencia desleal de notarios institucionales en bancos e instituciones financieras, los cuales son empleados a sueldo de una parte, que realizan actos notariales en beneficio de ésta, no cobran honorarios, y perjudican a los notarios que han ganado procesos licitatorios para ser notarios externos. La diferencia entre un notario externo y uno de planta es que no existen vínculos laborales y por ende no se ve comprometida la objetividad del notario. Creo que este es un tema que debe ser analizado legalmente, pues los Bancos han aprovechado las nebulosas o interpretaciones de la ley para fomentar una verdadera competencia desleal, lo cual es lamentable y atenta contra el derecho al trabajo del resto de los notarios que cobramos los honorarios tal y como están reglados. Del mismo modo, deberían establecerse mayores controles o sanciones más fuertes a los colegas que incurran en competencia desleal.

    Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG