POWERED BYmaster lex

Silvia Gonzalez

Multa por omisión de la Declaración de valor de Bienes Inmuebles

Agradecemos a la Licenciada Silvia González este importante recordatorio que nos hace de una obligación que todos los propietarios de bienes inmuebles deben tener presente, por las serias consecuencias que puede conllevar su incumplimiento.

—————————-

«El impuesto de propiedad de bienes inmuebles es aquel que se ha encomendado la gestión y la recaudación a la Municipalidad, y grava a las propiedades con una tarifa del 0,25% sobre el valor de la tierra y sus edificaciones fijas y permanentes que allí existan.

Los contribuyentes son propietarios inscritos en el Registro Público, usufructurarios, concesionarios, o aquellos que posean una bien inmueble bajo otras formas no inscribibles como derechos de posesión.

Dicho impuesto toma como base imponible el valor de la propiedad al 1 de enero de cada año ante la Administración Tributaria, y exige una declaración cada 5 años, y se puede cancelar anual o semestralmente o en cuatro cuotas trimestrales, según lo determine cada municipalidad.

Es importante recordar que existe una exención para aquellas personas físicas que solo posean un bien inmueble inscrito a su nombre, por un valor de ¢20.259.000,00 (veinte millones doscientos cincuenta y nueve mil colones exactos), no obstante, en aquellos casos en que su valor exceda del monto indicado, el sujeto pasivo deberá pagar el impuesto sobre el exceso de ese monto. En estos casos debe acercarse a la Municipalidad a consultar el trámite respectivo para hacer la solicitud para aplicar la exención. Dentro de los requisitos más comunes está, el presentar una certificación del Registro Público que señale que solo se tiene ese bien, y estar al día en el pago de los otros tributos municipales.

Las Municipalidades dentro de la gestión y recaudación de este tributo, tienen facultades para realizar avalúos y variar el valor de las propiedades, en aquellos casos en que los obligados no realicen la declaración o que se verifique que los valores declarados no se ajustan a la realidad. Vale indicar, que el avalúo puede ser sujeto de impugnación y no será hasta que quede firme, que se podrá utilizar como base para calcular el impuesto.

Pues más allá, de que la Municipalidad pueda variar el valor de las propiedades y estimar un impuesto mucho mayor, debe tenerse presente que existe una multa bastante onerosa, por la omisión de la presentación de la declaración correspondiente a cada 5 años, y que consiste en un monto igual a la diferencia dejada de pagar del impuesto, según la valoración que se realice.

Según un criterio de la Procuraduría General de la República, “la base para calcular el quantum de la multa es el monto de impuesto dejado de pagar por el contribuyente, el cual se determina partiendo del impuesto que venía pagando y el nuevo impuesto que se determine mediante la valoración de oficio que practique la entidad municipal, ante la no presentación de la declaración por parte del contribuyente.” y debe respetarse el debido proceso a efectos de su imposición.

En vista de lo anterior, algunas Municipalidades han definido el procedimiento a seguir mediante un reglamento y de tal forma garantizar que los obligados puedan no solo impugnar las bases del avalúo sino la multa que se aplica paralelamente.

Evítese un avaluó de oficio por parte de la Municipalidad y la aplicación de sanciones, acérquese al municipio que le corresponda y actualice sus datos y declaración a tiempo.

19