POWERED BYmaster lex

Aclaración sobre proceso de disolución de sociedades morosas en el impuesto a las personas jurídicas

Agradecemos a la Dirección del Registro de Personas Jurídicas la atención brindada a nuestras consultas sobre este tema que tanta inquietud ha suscitado.

————

¿ Se detiene con el pago de uno o dos períodos adeudados, el proceso de disolución para aquellas sociedades que ya salieron publicadas en La Gaceta? O ¿Esa suspensión solamente se produce cuando el pago se verifica antes de la publicación del edicto?

En primer orden, es pertinente enfatizar el supuesto base regulado por el artículo 6 de la Ley Impuesto a las Personas Jurídicas, cual es: la acumulación de 3 períodos consecutivos no pagados implica por sí la disolución del contribuyente moroso.  A partir de dicho presupuesto, el proceso de disolución de sendas entidades es tramitado en tractos y en atención al consecutivo que conforma el número de cédula que sirve de identificador de las personas jurídicas. Una vez iniciado el proceso mediante el dictado de la resolución que ordena la publicación del aviso respectivo en el diario oficial La Gaceta; el pago de uno o más períodos adeudados no lo detiene; ello con independencia que el edicto de estilo haya sido o no publicado por la Imprenta Nacional. Cabe acotar que las publicaciones correspondientes al primer tracto, fueron realizadas en los Alcances a la Gaceta de fechas comprendidas entre el 16 de noviembre y el 12 de diciembre, ambos del 2016.

Diferente es la situación en caso que no haya iniciado el proceso y se efectúe el pago del adeudo de uno o más períodos fiscales, de modo que se excluya a la entidad morosa del supuesto regulado por el artículo 6 de la Ley N° 9024. Ante tal situación, el proceso no se iniciaría.

En caso de que sí proceda la suspensión con el pago, ¿es posible realizar alguna gestión directamente ante el Registro de Personas Jurídicas para evitar llegar hasta la vía judicial?

Conviene advertir que el mencionado artículo 6 de la Ley Impuesto a las Personas Jurídicas, al relacionar el deber del Registro Nacional de dar aviso de las disoluciones por medio del diario oficial La Gaceta, refiere expresamente el numeral 207 del Código de Comercio. Dicha pauta contiene una redacción diáfana respecto a la sede competente para conocer oposiciones a la disolución, a saber: la Sede Judicial. En tal sentido, no es factible realizar gestión alguna ante el Registro Nacional, orientada a suspender el proceso de disolución.

¿Ante qué instancia tendría que gestionarse la oposición al proceso de disolución? ¿Cómo se sabrá el nombre y número de expediente del Juzgado que llevará el caso?

La oposición se deberá gestionar ante el Juzgado competente conforme al domicilio social del contribuyente moroso. No omito indicar y sin que ello implique abarcar la esfera de competencia de la sede jurisdiccional, que al tenor del artículo 242 del Código Procesal Civil, el Juez dentro de sus facultades dispondrá las medidas cautelares que estime oportunas.

Abogada y notaria. Especialista en administración de bases de datos de información jurídica, investigaciones jurisprudenciales y editora de contenidos legales. Consultora en proyectos de informática jurídica en la región centroamericana. Colaboradora del sitio www.leylaboral.com Encargada de la administración y actualización de Master Lex Cálculos Legales: timbres, honorarios profesionales, patentes, prestaciones laborales y otros. Moderadora del blog www.puntojuridico.com

12 de 73 Comentarios

  1. Sarita Castillo • 02 junio, 2017

    Recordemos que a partir del 1 de setiembre la ley anterior queda derogada totalmente, entonces aquí priva el principio de retroactividad en beneficio. Al ser derogada la ley todas las actuaciones realizadas por el Registro Público en la desinscripción y cobro con base en dicho principio deben anularse. Esos son argumentos validos en la defensa de cada caso en concreto.

    Responder
  2. Elisabeth • 02 junio, 2017

    Buenas noches. Una consulta. Conozco a personas extranjeras dueños de sociedades anonimas que deben los 4 años, sea nunca han pagado dicho impuesto, por tal razon que hace años abandonaron el pais y no van a volver. Mi pregunta es, porque estas sociedades no se han disueltos ?

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 02 junio, 2017

      Según tenemos entendido, tarde o temprano, las sociedades con tres o más períodos adeudados serán disueltas de pleno derecho, quedando sin embargo, vigente la deuda para ser cobrada (ahora no estamos seguros) a los últimos accionistas registrados o a los representantes legales. En el Registro nos habían indicado que estaban declarando la disolución primero de sociedades mercantiles morosas sin bienes inscritos, pero que luego seguirían con las que sí tienen bienes.

      Responder
  3. Carlos Antillon M. • 29 mayo, 2017

    El transitorio III el reglamento introduce dos requisitos que no tiene la ley, por lo que merece ser impugnado en un contencioso, caso contrario el derecho que da la ley, a renunciar de las sociedades donde no se desea estar, es papel mojado y sería una burla para los administrados. Eso no es lo que puso el legislador.:
    1. El ministerio de Hacienda condiciona la renuncia del personero, a que la sociedad este al día en los impuestos anteriores. Eso NO lo dice la ley.
    2. Se hace referencia de que el documento notarial apto para dejar constancia en los supuestos de renuncias de domicilios desconocidos, es el acta notarial. La ley en el transitorio IV habla de protocolizar la comunicación del personero que no pudo entregarse por ser desconocido el domicilio de la sociedad, (así se hacía con la ley anterior) pero no de «actas notariales»…
    En qué estaban pensando en Hacienda cuando redactaron esto??
    Hay infinidad de pronunciamientos de la PGR y jurisprudencia de la Sala 4 que establecen los límites de un reglamento, no me explico cómo el texto recibió el visto bueno de la oficina de mejoras regulatorias del MEIC.

    Responder
  4. Sarita Castillo • 29 mayo, 2017

    Nunca he visto tanto irregularidad en mi vida, aplicandose sanciones de una impuesto anulado por la Sala Cuarta, y ahora con base en una ley derogada expresamente. NUNCA

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 30 mayo, 2017

      Estimada doña Sarita. Efectivamente la nueva Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas, Ley No. 9428 establece la derogataria de la anterior Ley 9024. Sin embargo, debemos recordar que esta norma aún no ha entrado en vigencia, sino que lo hará hasta el próximo 1 de setiembre. Hasta esa fecha tendríamos que decir que a Ley 9024 sigue vigente. Ahora bien interesante lo que se esta1blece en el Transitorio II de la nueva Ley en cuanto a delegar en el Registro el cobro de las deudas que hubieran surgido durante el período 2012-2015. Como usted bien lo indica habría que analizar si es posible que los cobros que va a seguir gestionando el Registro Nacional tengan como base una ley derogada. // Transitorio II.- Corresponde al Registro Nacional realizar el cobro de las sumas adeudadas en periodos anteriores por concepto del impuesto de la Ley N. º 9024, Impuesto a las Personas Jurídicas, de 23 de diciembre de 2011, a las sociedades mercantiles, las subsidiarias de una sociedad extranjera o su representante y las empresas individuales de responsabilidad limitada. El Registro Nacional trasladará mensualmente las sumas recaudadas a la Dirección General de Tributación con el detalle de este.

      Responder
      • Sarita Castillo • 31 mayo, 2017

        Muchas gracias doña Silvia, eso ya se que hasta en setiembre, pero a partir de esa fecha es una ley completamente dorogada y cualquier trámite que se esté llevando a cabo con base en una ley derogada es nulo. En cuanto al transitorio número 2, contradice el mismo la derogatoria declarada en la propia ley? Y se refiere a cobros de un impuesto anulado, inconstitucional. Con base en esto todos esos cobros por lo menos los nuevos serían nulos. No tendrían fundamente jurídico.

        Responder
  5. Sarita Castillo • 29 mayo, 2017

    ¿NO es cierto que ya esto no lo pueden hacer pues se derogò la ley anterior con la nueva ley del impuestoa a sociedades?

    Responder
  6. Carlos Marín • 29 mayo, 2017

    Cuál es el mecanismo para identificar los “últimos socios“ de la compañía para instaurar en su contra un proceso de cobro si fuera el caso?

    Gracias.

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 29 mayo, 2017

      Lo que se señala en el Reglamento a la Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas, Decreto Ejecutivo No. 40417-H, que se publicó en La Gaceta el viernes 26 de mayo es lo siguiente: «La Administración Tributaria se encuentra facultada para continuar los procedimientos cobratorios o establecer los mismos conforme con el artículo 192 y siguientes del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, contra los últimos socios registrados en el registro de accionistas que para tal efecto posee el Banco Central de Costa Rica, quienes se constituirán en responsables solidarios en el pago del impuesto.»

      Responder
  7. Julio Flores • 29 mayo, 2017

    Buenos días Lic Pacheco.
    Que se puede hacer cuando ya la sociedad esta cerrada. Los socios pueden constituir otra sociedad?

    Pueden embargar cuentas bancarias personales?
    y bienes personales?

    Responder
    • Lic. Silvia Pacheco. Editora General • 29 mayo, 2017

      Efectivamente no existe ninguna limitación para que los socios de una sociedad disuelta puedan constituir una nueva sociedad. En relación a la deuda acumulada en la sociedad disuelta, el Ministerio de Hacienda ha indicado que podrá dirigirse contra los últimos socios de la compañía. Tratándose de un proceso de cobro creemos que sí podría incluso llegarse al embargo de cuentas bancarias y bienes personales, pero habrá que ver la capacidad que tiene Hacienda de gestionar todos estos procesos.

      Responder

Dejar un comentario
PAUTAS PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG